10 CONSEJOS PARA UNA RUTINA SALUDABLE EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Parecería que el tiempo dejó de andar y se plantó en una pandemia donde no hay antes y no se divisa el después. Pero no es así, el tiempo pasa. Y nosotros como las plantas, si no estamos creciendo, marchitamos.

Una lista de rutina diaria, acorde con las circunstancias, puede ayudar a superar esta etapa más fortalecidos. Y se puede. Es más, la sensación emocional es mucho mejor.

  • Levantarse temprano.

No hace falta cumplir con el levantarse a las 5 de la mañana como como motiva Robin Sharma, alcanza que pongamos el reloj despertador a las 7:30. De todas maneras, eso es mucho más saludable que abrir los ojos a las 11 de la mañana y sentir que el día ya se va y que las pocas oportunidades de ganarle a las circunstancias ya se desvanecieron.

  • Agradecer, pedir e imaginar

Agradecer: Esta rutina trata de no tomarse nada como obvio. Ni el hecho de abrir los ojos a la mañana, Cuando agradecemos lo obvio, nos volvemos más humildes materialmente en nuestros pedidos de bienestar.

Pedir: Pedirnos. ¿Como vamos a recibir lo que querríamos si ni siquiera sabemos pedirlo? Seamos sinceros. No atinemos a decir «quiero ahora un millón de dólares» si no lo creemos. Cuando pidamos algo en lo que creemos, nuestro cerebro empezará a buscar la forma de dárnoslo.

Imaginar: es la parte más simple, porque todos sabemos imaginar. Imaginen como les gustaría que sea el día de hoy. Existe la posibilidad de que la realidad se acerque a la imaginación.

Esta pequeña forma de meditación dura entre 3 y 5 minutos. Nadie nos apura hoy.

  • Tomar un vaso de jugo natural

Siempre es bueno a la mañana empezar con un vaso de jugo de naranja 100 por ciento natural. EL cítrico actúa sobre las hormonas de la felicidad y que mejor que activarlas temprano a la mañana como primer líquido.

  • Tomar café o té, pero reducir las cuotas de azúcar

La primera gran consecuencia de comer azúcar es…querer más azúcar. Más allá que actúa como una droga para el cerebro, tiene implicancias negativas en nuestra salud y en nuestro estado de ánimo y de nuestros hijos.  La única forma de reducir el deseo de consumirla es bajando su consumo, valga la redundancia.

Empiecen bajando las cucharadas de azúcar en el café o el te y terminen con los agregados de azúcar en el desayuno.

  • Salir a caminar o correr

Dentro de las restricciones en Israel al día de hoy, está permitido salir a dar una vuelta corriendo o caminando para quien no está en cuarentena. Lo recomiendo hacer dos veces por día 15-30 minutos.

.

  • Leer, aprender.

La mañana es un buen momento para leer o buscar conocimiento por internet. Hoy toda información que deseamos obtener está en internet. Desde Wikipedia a audios de libros, películas motivadoras etc. Nutrirse de conocimiento es esencial en estos momentos de incertidumbre.

  • Almuerzo y cena todos juntos

La mesa es el parlamento familiar. Ahí se habla de todo, se opina, se enseña, se comparte uno al frente de otro. Disfruten esos momentos únicos. Pueden agregar pautas como por ejemplo que cada uno cuente algo bueno que hizo hoy, o que cuente que es lo primero que harán cuando termine la pandemia. Escucharán cosas muy lindas e importantes de los miembros de la familia que no siempre tienen el espacio correcto para hablar y transmitir sentimientos.

  • Trabajar

Se que muchos están sin trabajo, pero nadie vendrá a salvarnos cuando esto termine y nadie sabe decir cuando terminará. Trabajar puede ser también hacer algo en casa que hasta ahora nunca teníamos tiempo de hacer, o trabajar puede ser hacer algo nuevo, probar algún emprendimiento acorde a las circunstancias, y puede ser también ayudar a otros, etc.

Recuerden, mientras ustedes están sentados, hay alguien que esta haciendo algo para si mismo y los suyos y mejorando su posición en estas circunstancias.

  • Alejarse de las noticias

No hace falta que la televisión este prendida contando los infectados hasta la hora anterior. Con que pongan una hora cómoda para ver una vez por día el noticiero, en pocos minutos se pondrán al día de las ultimas noticias, no se preocupen.

Alejarse de las noticias levanta el ánimo.

  • Rutinas fijas en los horarios de bañarse, comer, tareas domésticas de la casa y para ir a dormir.

El orden es salud y es un arma fuerte ante la incertidumbre. Cuando hay orden hay una sensación de control nuestra y de nuestros hijos sobre la situación.  Para las tareas domésticas les aconsejo hacer una lista de todas las tareas y anotar quien es el responsable de hacerlas entre esposo, esposa e hijos y cumplir con la lista. Para hacerlo mas interesante, estas tareas pueden ir rotando según el día, entre los miembros de la familia. Es una buena oportunidad para descubrir las tareas con las que carga cada miembro de familia y ajustar desacuerdos históricos en ese aspecto.    

PODEMOS SALIR DE LA CRISIS MEJOR DE LO QUE ENTRAMOS