EL COVID-19 CONTRAATACA ¿BROTES O SEGUNDAS OLAS, AFECTAN MI NEGOCIO?

La palabra más usada en estos tiempos es INCERTIDUMBRE. En realidad,
estamos siempre rodeados de incertidumbre, pero durante un tiempo, antes del coronavirus, pensamos que teníamos la incertidumbre medianamente controlada. Aquella certidumbre era solo una sensación que nos ayudaba a programar con más facilidad nuestro futuro.
Ahora redescubrimos la incertidumbre, no solos, no solo a nuestro alrededor, sino a nivel mundial. No hay humano en estos días que no haya sido afectado por esta «nueva» idea de que nada parece estar bajo nuestro control. Ni siquiera las cosas mas básicas, como salir de tu casa cuando quieras, trabajar, emprender o andar por ahí sin barbijo.
¿Cómo programar un emprendimiento o un negocio con tanta incertidumbre?
Acortando plazos. No es este el momento para pensar a largo plazo, sino para ponerse objetivos de semanas o meses. Según esos objetivos, adoptar acciones claras, pero suficientemente flexibles para poder cambiarlas a cortos plazos.
Ideas de marketing o planes de ampliación de algún proyecto, deben de ser estudiadas todo el tiempo para adaptarlas a las influencias y restricciones económicas y sociales tan cambiantes de estos tiempos.
Es la hora de emprender según las nuevas tendencias. El mundo está más necesitado que nunca de respuestas en muchos aspectos. Aquel que sepa responder bien, hará un muy buen negocio.