EMPRENDER ES SABER RELACIONARSE

A más de uno esta afirmación le parecerá obvia, pero son demasiados los casos donde grandes ideas y emprendimientos caen rápidamente desde el vamos, por la terquedad de querer hacerlo todo solo.

Quizás porque esta nueva era, en donde todo es digital, parecería que no necesitamos de relaciones físicas para promover una idea. Sin embargo, entablar relaciones es lo que hará la diferencia.

¿En que nos puede aportar relacionarnos? Una de las características de estos tiempos es la pericia o la habilidad especifica de las personas, en temas específicos. Es un cambio que viene desde abajo, los más jóvenes, que se van proyectando como personas que son expertas en temas específicos que van manejando a través de los años. Y muchas veces, estos se nos presentan como «los mejores en el tema», lo cual no está lejos de la realidad. Pero hoy hay muchos «mejores» en muchos temas específicos. El gran beneficio es que puedes encontrar si buscas medianamente bien, un experto en un tema que quieres abarcar. La desventaja es que cada vez menos personas abracan grandes temas.

Y aquí reside una de las causas por las que debes tener muy buenas facultades de relacionarte y así dominar muchos de los temas que abarcan tu emprendimiento: consultoría, marketing, redes sociales, diseño, fotografia, videos, asesorías, mentorías, etc. 

¿Por donde empezar?

1. Tu lista de contactos: Empieza alfabéticamente con tu lista de contactos y anota en una hoja aparte las personas que piensas que pueden agregar valor a tu idea. Descubrirás que la mayoría de las personas estarán a gusto de ayudarte.

2. Googlear: Anota en google tu idea y seguro recibirás información sobre esta y las áreas que la idea compende, así como consejos para transformarla en un éxito.

3. No te dejes llevar por el miedo al que dirán. La mayoría de las veces este miedo es una fantasía dentro de nuestra mente. Llama por teléfono a aquella persona que hace mucho quieres llamar y no te animas. El «no» ya lo tienes, lo puedes cambiar por un sí y así cambiar tu destino.