ENTRE ESPECTADOR O PROTAGONISTA DE ESTA PELÍCULA ÚNICA

Estamos viviendo una época única en la humanidad moderna. Recordarán y estudiarán este momento también dentro de 200 años, así como todavía leemos, hablamos y vemos películas de la crisis de los años 30 en Estados Unidos o de la revolución francesa.
Pero esta vez es mayor la crisis, mayor la influencia mundial y mayor, porque no decirlo, la oportunidad de cambio tanto a nivel global como personal.
Alguien cortó la cinta de nuestra película, entonces te quiero invitar a preguntarte: ¿Cómo se desarrolla la película hasta ahora? ¿Cuál es la situación del protagonista? ¿Hay algún indicio de un final anunciado?
En el medio del drama, la acción y el suspenso, el cine puso el cartel de INTERVALO (pido perdón a los más jóvenes ) y ahora podemos hablar con nosotros mismos o con quienes nos rodean, del transcurso de la película hasta ahora, las escenas más fuertes y lo que creemos sobre como terminará todo esto. Lo más desafiante en esta, nuestra película de nuestra vida es que tenemos la posibilidad de cambiar el guion del drama, o podemos también, seguir siendo espectadores y que el director decida el curso de la película y como termina.
¿Qué podemos hacer? Tips
1) Primero pregúntate ¿La mayoría del tiempo estas esperando o estás pensando y accionando diferente? Si tu respuesta es esperando, entonces debes saber que al fin y al cabo la situación decidirá por ti. Estas dependiendo de las circunstancias y tu poder de movimiento y cambio será cada vez más reducido. Y yo se que no lo haces porque lo disfrutas. Duele. Levántate y anda. También dolerá. Pero tendrás la fortaleza de haberlo intentado y tendrás más probabilidad de lograr salir ganándole a esta crisis.
2) Si ya piensas y accionas diferente debes saber que perteneces a esa minoría en este mundo que decidió no dejarse ganar. Entonces lo que te queda es tomar las armas que más te ayuden a ganar la batalla. Y hay mucho por aprender. Hoy por hoy en el mundo digital tienes miles de posibilidades de recibir información e instrumentos para salir adelante. Desde motivación, pasando por estudios, inversiones, emprendimientos, negocios etc. Aprovecha la oferta de cosas, gratis o baratas o caras. No importa, Acostúmbrate a actuar diferente a lo que venias haciendo hasta ahora. Alguien te puede dar una mano fuerte y un empuje hacia arriba. Arriesga, es la base del luchador.
3) Debemos ser conscientes de una verdad: La película es larga y siempre, pero siempre, termina. No quiero sonar trágico, pero, aunque sea difícil te quiero desafiar: ¿Qué es lo que te dirás cuando termine la película de tu vida? La frase que yo pienso todos los días es: En la última escena yo quiero decirme «lo intenté con todas mis fuerzas, no me arrepiento de nada».